«Quieta, no te muevas»
Juanjo Quilez Fernández